jueves, 6 de septiembre de 2007

Villalón de Campos Mansilla de las Mulas, etapa 6

Distancia: 77km
Tiempo pedaleado: 4h 1min
Tiempo empleado: unas 6 horas
Velocidad media: 19,2 km/h

Ya estoy en el Camino Francés, emocionado y reviviendo otros caminos.
Muchos peregrinos y muchas sonrisas.
Mañana o cuando pueda, os cuento más.

Escribo desde el albergue, con eso lo digo todo.

Después de hacer tiempo en la cama para levantarme un poco más tarde porque había prometido a Clara y a Luisa que les iba a ayudar con la rueda nos levantamos y desayunamos para comprobar que Luisa no lleva gato. Afortunadamente tiene el coche asegurado en la Mutua y los del Club Repsol se hicieron< cargo del tema. Como no era necesaria mi asistencia partí, equivocándome de camino y di un buen rodeo por la carretera que pasa por Villada con un viento muy, muy molesto todo el rato. En un momento me pasaron en coche Clara y luisa que iban a Sahagún ya con rueda nueva. Como pude y después de circunvalar Villada interminablemente llegué a Grajal de Campos donde retomaba el camino que debía haber llevado desde Villalón y allí visité la iglesia, el palacio y vi el castillo por fuera además la visita al palacio me sirvió para rellenar los bidones porque según me dijo una chica en la iglesia, en el pueblo no hay fuentes. el palacio está medio reconstruido, y uno se puede meter por un montón de estancias llenas de escombros que no dan mucha sensación de seguridad, es bastante curioso. Desde allí di un rodeo para ver el monasterio de San Pedro de las Dueñas que está muy cerca pero es mejor ir preguntando por que no hay indicaciones, mereció la pena. Me lo enseñó una señora mayor que vive enfrente y el monasterio es muy bonito, luego se empeñó en que tenía que ver el jardín de las monjas que tienen en la hospedería y hasta que no me asomé no descansó, además me dijo que no me preocupase que ella me cuidaba la moto:). Estuvimos hablando un rato y se quedó muy sorprendida de que a los peregrinos no nos fuese dando de comer el Ayuntamiento, o el Gonbierno o la Iglesia o alguien...De allí seguía Sahagún por carretera. Al llegar me emocioné un poco con eso de haber acabado el Camino de Madrid y empezar a ver peregrinos por todas partes. En el albergue me sellaron y me guardaron la bici para que desayunase por que si la dejaba en la calle... me temo que este es otro Camino distinto del que había traído desde Madrid. La sensación fue extraña, por un lado alegría por haber cubierto el primero de los objetivos de mi Camino, emoción por ver más peregrinos y rodar por caminos conocidos con todos sus recuerdos y por otro la sensación de entrar en un rollo más comercial, algo masificado... un lío vamos.
Salí de Sahagún por una pista de tierra y a las primeras peregrinas que adelanté fue a Clara y a Luisa, coincidencias. Desde ahí hasta el burgo Ranero me salí al asfalto que va paralelo al camino diciendo ¡Buen Camino! a todos los peregrinos que adelantaba, es decir, muchas veces. En el Burgo Ranero comí un menú y después entré en el albergue a reposarlo un poco, allí estuve hablando con la hospitalera voluntaria que es un encanto y que había hecho el Camino desde Madrid andando hacía tiempo aunque curiosamente en ninguna de las ocasiones en que había hecho el Camino había llegado a Santiago, ese rato de conversación me sirvió para rememorar el placer de hablar y compartir tiempo y experiencias con gente en el camino, una gozada. Al cabo de un rato decidí seguir hasta Reliegos por la misma carretera que traía, llegué allí y tras comprobar que no había agua caliente y ver que sólo quedaban 5 o 6 km hasta Mansilla de las Mulas seguí tirando. Un acierto, el albergue es una pasada con un ambiente buenísimo, está al cargo de Lobo y Laura, dos personajes entrañables y dentro hay un patio lleno de geranios que es una maravilla, había muchos más extranjeros que españoles pero el ambiente era muy bueno.
Estuve cenando con Javier, de Irún, que estaba volviendo a casa desde Villagarcía de Arosa por el Camino, con dos cojones. Me dijo que me acordaría de él cuando bajase la Cruz del Ferro viendo las rampas que había tenido que subir y lo hice, desde luego. Luego tuvimos un rato de tertulia en el patio y a dormir, que parece que la gente se acuesta a las 9 para amanecer a las 5.

5 comentarios:

Carlos dijo...

77 km!!! Como sigas en este plan se te va a quedar corto el camino (si pasas unos charcos, date la vuelta que es Irlanda). El otro día escribí unas líneas pero se me quedó colgado y se perdió en el ciberespacio. Decía yo que ya empezaba a asustarme de no tener noticias tuyas, pero que al ver que le habías quitado el ordenador al alcalde de nosédónde, me dije "ése es mi pablo, todo va bien". Vas a acabar montando algo como el "club de la lucha" pero en bici y vas a llegar a Santiago seguido de un pelotón de paisanos varios convertidos al carril bici. Estamos contigo! Un abrazo amigo

Elisa dijo...

Hola guapo, me ha dado mucha penita no poder hablar contigo agusto hoy, pero bueno, me he alegrado de leer el blog y ver que todo marcha bien. También el señor Generoso me ha dicho que había hablado contigo y que estabas muy contento.
Yo aqui sigo, la corrección me ha cundido muy poquito por ahora, así que un poco cabreada conmigo misma, pero por lo demás muy bien.
Sabes que te quiero y que te echo de menos (por lo menos un poquito eh...)
Muchos besitos y que vaya bien el camino francés:
ELISA
¡¡¡¡ULTREYA!!!!

Anónimo dijo...

Pablo!
eres un figura! el camino francés ya casi de memoria no??
menudo ritmo llevas, como ves tienes a la afición rendida. No te olvides de cuidarte (y supermineralizarte)

espero se cuelgue este comentario y no el ordenador, escribi uno ayer que ha desaparecido en el ciberespacio...ahi vaaaaaaaaaaa
pos eso,
1 abrazo y palante
rodrigo

maribel dijo...

Hola Pablo. Otra Paloma que escribe... Ya veo que estás hecho un campeón, vas a volver con un montón de anécdotas... cuantas historias para la tarde del domingo cuando nos quedemos en blanco en el grupo, jejeje.
UN BESO ENORME y muchos ánimos de Jesús, Maribel y Rut y ya te daremos el abrazo cuando vuelvas.

Javier Das dijo...

Hola Pablo.

Estoy leyendo tu diario del Camino de Madrid y la verdad que pinta muy interesante. Yo tengo pensado este año hacerlo también, lo que pasa que no sabía si hacer el de Madrid o el Francés.
mi mail es das136@gmail.com, por si me puedes escribir allí un mail para preguntarte algunas cosas, vamos, si no te importa.

Un saludo y buenas pedaladas!

Javier Das.