jueves, 6 de septiembre de 2007

Ciguñuela-Villalón de Campos, Etapa 5

Acabo de cargarme los datos de ayer y no los tengo apuntados así que si alguien se acuerda de lo que puse se lo agradeceré. El ordenador que uso está en alemán y no se le puede dar a aceptar sin más. Sólo recuerdo que fueron 59 km

Salí por la mañana temprano y después de dejar la llave en el buzón indicado subí a hacer una foto a la estatua que me había gustado, esta vez con luz natural. Salí de Ciguñuela por una pista de tierra y grava bastante cómoda hasta Wamba donde intenté en vano visitar la iglesia y el osario. Parece ser que la encargada de enseñarlo sólo lo hace los fines de semana así que después de ver la iglesia por fuera y hablar con varias personas que me confirmaron lo de los fines de semana salí hacia Peñaflor de Hornija y como la guía califica el camino de " tan pedregoso como ancestral" y ya había tenido ocasión de padecer sus "cómodas cañadas" fui por carretera hasta allí.
Como no encontré bar abierto para desayunar y siguiendo las indicaciones de una vecina salí por carretera para enlazar enseguida con un cuestón de tierra que me dejó, jadeante, en la pista que lleva hasta Castromonte. Allí desayuné y salí hacia Medina de Rioseco, como aquí el camino va paralelo a la carretera, me tiré por carretera y llegué en un pispás pasando por Valverde de Campos. En Medina que es un pueblo muy bonito por el que habría merecido la pena dar una vuelta de no ser porque había mercadillo y las calles estaban colapsadas, visité la iglesia de Santiago que es una pasada y la capilla de los Benavente y salí por el Canal de Campos que es un ramal del Canal de Castilla que es una obra de ingeniería digna de verse, se construyó pensando en transportar mercancías en barcazas por él pero entre que lo acababan y no que llevó unos años llegó el ferrocarril que resultaba más cómodo y se quedó en un canal de riego enorme. En las dos orillas tiene pistas de tierra bastante cómodas que van entre árboles que ese día me permitieron descansar del viento que me había estado castigando toda la mañana y así llegué hasta una pista que lleva a Tamariz de Campos donde empecé a tener dificultades serias con el viento que ya se sabe que es lo único que no da por culo al ciclista, le da de cara. De Tamariz a Cuenca de campos seguí por carretera con el viento cada vez peor y llegué allí a las dos, justo para comer y decidir si me quedaba allí adormir. En el restaurante me encontré con una peregrina (por fin), Clara, y comimos juntos, lo de comer acompañado es un lujo que se agardece mucho. Ella venía a pie desde Colmenar Viejo y me dijo que iba a dormir en Villalón de Campos (famoso por su queso) donde se iba a juntar con una amiga que la acompañaría un par de etapas hasta Sahagún donde ya se volvía. Reconfortado por la comida y ante la perspectiva de compañía decidí seguir hasta Villalón a donde se llega por una vía verde sin asfaltar muy cómoda. Por el camino avisé al SEPRONA por que vi un halcón o similar enredado en una red en el tejado de la ermita de San Bernardino que me desvié a visitar, espero que fuesen.
En Villalón visité la iglesia que es muy bonita y el Rollo que según los de allí es el más bonito del mundo, y bonito es. Al volver al albergue estaba llegando la pareja de ciclistas Checos que vi en Segovia con lo que nos juntamos en en albergue, que dicho sea de paso está muy bien, cinco peregrinos. Este albergue es el primero en el que encontré hospitalero, un hombre muy majo que me estuvo informando sobre dónde podía encontrar Internet, nos aconsejó dónde cenar que cenamos muy bien... Sobre qué albergue era mejor para dormir en León, normas de los albergues del Camino francés para los ciclistas... Luego estuve esperando con Clara a su amiga Luisa que hizo una entrada triunfal reventando una rueda del coche contra el bordillo de la acera, pero así lo dejamos y nos fuimos a cenar los tres y luego a dormir. Tardé un rato en dormirme porque al día siguiente cubriría la primera meta de este Camino, llegar a Sahagún donde tomaría ya el Camino Francés con un rollo totalmente distinto, muchos peregrinos, albergues más ocupados... y además un camino que ya conocía a pie, con muchos recuerdos, sensaciones...

Besos a todos.

3 comentarios:

Eva dijo...

Espero que a dormir no fuéseis también los tres...
Te vigilamos varias desde la web, no sólo la Eli. Mucho ojito...

bs

Anónimo dijo...

Para sucesivos peregrinos: En Ciguñuela hay sala de red.es gratuita y con wifi abierta con alcance incluso desde fuera del edificio, desde los bancos de la plaza por ejemplo.
Nada mas y feliz viaje a todos.

Villalondigital dijo...

Mas información sobre Villalón de Campos en la web http://www.villalondigital.com